Cuestión de ganas. No de tiempo.

Origen: Cuestión de ganas. No de tiempo.

Anuncios

#Evolución: Secretos que nunca debes contar

El investigador de culturas orientales Vyacheslav Ruzov en uno de sus artículos se refirió a los secretos de los sabios de la India. Él razonó sobre lo que es el misterio y de lo que en realidad no hay que difundir en público. Echamos un vistazo a esta lista y estuvimos de acuerdo con varias cosas.

Lo primero que no es necesario difundir son tus planes para el futuro. Evita hablar de ellos hasta que estos no se cumplan. Ninguna de nuestras ocurrencias son ideales, es más, tienen una gran cantidad de debilidades, por lo cual es muy fácil golpearlas y destruirlas todas.

En segundo lugar, no debes compartir el misterio de tu caridad. Un buen acto es algo extraordinario en este mundo, y justo por eso debes guardarlo como tu tesoro más valioso. No te alabes por tus buenas obras. Este tipo de actitud puede conducir rápidamente a la arrogancia, y esta no es la mejor característica que puedes tener. ¿De acuerdo?

En tercer lugar, no hay que demostrarle a todo el mundo tu austeridad. No comentes de un lado a otro tus limitaciones en tu alimentación, sueño, relaciones sexuales, etc. La austeridad física trae beneficios, solo si está en armonía con tu parte emocional.

En cuarto lugar, es necesario callar sobre tu valentía y heroísmo. Todos nosotros nos enfrentamos a diferentes tipos de pruebas cada día. Unos reciben pruebas externas y otros internas. Las pruebas externas se ven, y por ser vistas, la gente recibe recompensas, pero nadie se da cuenta de la superación de las pruebas internas, por eso por ellas no se recibe ninguna recompensa.

En quinto lugar, no vale la pena divulgar tu conocimiento espiritual. Es solamente tuyo y no hay por qué compartirlo con nadie. Revélalo a otros solo en caso de que sea realmente necesario, no solo para ti, sino también para los demás.

En sexto lugar, y en especial, lo que no debes compartir con otros son tus conflictos de hogar y vida familiar. Recuerda, mientras menos hables de los problemas de tu familia, más fuerte y estable será. Las discusiones son para deshacerte de la energía negativa que se ha acumulado en el proceso de diálogo. Mientras más hables de tus problemas más creerás en ellos.

En séptimo lugar, de lo que no vale la pena hablar es de palabras feas que escuchaste de alguien durante tu jornada. Te puedes manchar las botas en la calle, como también puedes manchar tu conciencia. La persona que al llegar a casa cuenta todo lo tonto que ha escuchado por la calle, no se diferencia de la persona que llega a casa y no se quita los zapatos

By @Vlacheslav Ruzov Evolución Consciente

SiLEncio título

Minimalismo #onfire

Si hay algo que verdaderamente me encanta es la filosofía de vida que propone el #minimalismo.

La persona minimalista vive mejor que la persona promedio, por lo tanto ser minimalista es estar en un nivel superior.

Lo contrario de ser minimalista es ser maximalista. El maximalismo consiste en el desorden, en la cantidad por sobre la calidad y en un bajo nivel de selectividad.

El minimalista ordena, limpia y se libera de lo no-esencial. Mantiene lo fundamental en su vida y lo demás simplemente desaparece. Sí así es  d e s a p a r e c e.

El maximalista tiene pereza, procrastina, posterga y libera su responsabilidad en otros. Sus cuartos son desordenados, así como sus vidas y lo más importante, sus mentes.

El minimalista busca tener un equilibrio mental suficientemente poderoso como para trascender todo nivel de vida y ésto se ve en todas las dimensiones de su existencia.

El minimalista puede o no contar con creencias religiosas, es ésto independiente para quien simplemente decide vivir una vida en paz y armonía.

El minimalismo te permite decidir qué es lo que mejor funciona para ti, pero liberándote de todo lo demás, hace que sea totalmente tu decisión.

El minimalismo toma todo aquello que sencillamente no es íntegramente fundamental, importante y esencial para  hacerlo esfumar para siempre.

17780c347231687b526ed3bf13281948

Si en tu vida muchas cosas sobran, muchas personas sobran, muchas situaciones sobran, y muchas preocupaciones sobran te propongo algo: Sé #minimalista…  y verás la diferencia.

¿Qué es Coaching?¿ Y qué no lo es?

#Coaching es…

Generate Change

teacher-1276272_960_720Quizá debería haber sido hace tiempo, o quizá no. Pero el caso es que hoy hablamos sobre qué es Coaching y qué no lo es. No hablamos desde nuestra perspectiva, nos hemos ido un escalón mas arriba y desde allí, con un visión mas amplia y sin necesidad de otear el horizonte, enumeramos con la intención de aclarar. Vamos a empezar con lo que NO es Coaching y por lo que mas puede confundir.

  • El Coaching no es psicología, porque la psicología es una ciencia aplicada que estudia la conducta humana, el comportamiento así como la estructura y funciones de la mente humana. Así un psicólogo es un profesional de la psique humana y es un profesional en saber cómo nos comportamos, cómo pensamos y también cómo sentimos.
  • El Coaching no es consultoría, porque el consultor propone soluciones, planifica acciones a implementar como experto en un área específica…

Ver la entrada original 301 palabras más

Borrón y cuenta nueva

En un v66936_478885588834037_333898936_naso lleno ya no cabe agua. Este es uno de los principios fundamentales de cualquier tipo de cambio. Es imposible cambiar drásticamente tu vida y reescribir tu historia si no dedicas un tiempo para hacer limpieza en la maleta de tu experiencia acumulada.

Tu rompecabezas de la vida siempre se juntará en la misma imagen si utilizas los mismos elementos, no importa cuántas veces revuelvas las piezas.

Debes empezar la renovación consciente de tu vida con un total reinicio. No con la búsqueda de nuevos objetivos, no con las ideas de lo que vayas a ser dentro de cinco años, no preguntándote acerca de tu misión y objetivo en esta vida. Porque todos estos procesos te enredarían con tus ideas antiguas que, además, consumen mucha energía.

Debes empezar botando toda la basura de tu vida: a nivel físico, energético y mental.

La acumulación descontrolada del pasado lleva a las siguientes dos cosas:

  1. Recreación infinita de los patrones de tu pasado. La vida empieza a parecer un déjà vu.
  1. Desaceleración del ritmo de tu vida, cuando miras a aquellas personas que logran hacer tres veces más que tú y no entiendes cómo es que tienen tiempo para hacerlo. El éxito en la vida y la realización en todos los campos únicamente es posible a alta velocidad.

Tiene caso realizar una gran limpieza en tres dimensiones: el pasado, el presente y, no te sorprendas, el futuro. Sí, en tu futuro ya hay montones de basura en forma de tus suposiciones acerca de cómo será; por lo tanto, también necesita una limpieza a fondo.

Propongo empezar con el presente. Es la dimensión más concreta porque está situada aquí y ahora. Deshacerse completamente del tiradero que está en tu interior y en tu entorno, te otorgará muchas fuerzas y energías frescas, lo cual vas a necesitar más adelante.

Lo principal es quitar de tu lista de tareas los asuntos colgados en el aire

Quiero destacar que no te invito a pulir tu presente tal cual una Cenicienta (aunque también sería muy útil), para empezar, tienes que ordenar tus asuntos y cerrar las tareas pendientes desde hace tiempo. Si no las puedes realizar, cancélalas. Debes eliminar de tu lista de espera o reiniciar todas las tareas que se encuentran ahí durante unas semanas. Esto te dará una enorme fuente de energía nueva.

Ahora te lo explicaré con más detalle. Estas son las cosas que harán en los próximos días aquellas personas que quieren formar una nueva imagen de su experiencia:

1. Desecha la basura

Bota toda la basura. Para empezar, de tu casa. Tira, regala, dona las cosas que no necesitas. Pero no guardando las cosas en una caja y pensando regalarlas algún día. Realmente hazlo. No dejes nada en tu lista de espera.

¿Qué significa la basura?

Es todo aquello que no necesitas. O mejor dicho, aquello que no has usado en el último año, debe ser tirado-regalado-donado-desechado:

— La ropa que no te pones.
— La mayor parte de baratijas, menos aquellas que realmente crean comodidad en tu casa (créeme, es una parte muy pequeña).
— Platos que no sirven, aparatos electrónicos descompuestos.

Cuanto más cosas encuentres, mejor para ti. Entiende que cada cosa, literalmente, cada cosa es parte de tu energía. Míralas fríamente y únicamente lleva a tu nueva experiencia aquellos objetos que realmente necesites o que te alegren. Abarca esta tarea con la siguiente pregunta: «¿Quiero dejar esta energía o liberar lugar para una nueva?»

A un vaso lleno no se le puede echar más agua.

Tú mismo vacías tu vaso. La cantidad que vacíes, es la misma que verterás. Si te da lástima tirar agua, no te sorprendas del por qué no llegan cambios a tu vida: simplemente no hay lugar para ellos.

Total, la limpieza general de tu casa es un juego llamado «¿Qué tanto estoy dispuesto a abrirme para tener nuevas experiencias?»

De acuerdo a la cantidad de cosas que deseches, sabrás si estás preparado o no para algo así.

Por cierto, esto aplica para todos tus espacios incluyendo tu oficina, el jardín de tu casa, tu auto, un avión privado o lo que tengas. Sorprende a tus colegas: limpia a fondo tu escritorio, empieza el proceso de renovación.

2. Borra archivos

Tirar la basura no es nada. Porque también llegó la hora de borrar archivos. ¿Cuánto tiempo gastas en tu computadora o en la red? También es tu espacio, no importa que sea virtual, por lo tanto, también es parte de tu energía.

Estamos acostumbrados a almacenar todo en la computadora. ¿Para qué borrar? Si todo cabe en el disco duro.

El principio que se aplica aquí es el mismo: limpiamos, por lo tanto liberamos energía. Deja únicamente aquello que te gusta o que representa algún valor emocional para ti. ¿Para qué almacenar una película que ni siquiera te gustó? ¿Para qué tener archivos viejos inútiles? Todas esas cosas son parte de ti, algo que estás cargando contigo. Cuanto más peso lleves, menor es tu velocidad. ¿Quieres ralentizar tu vida? o liberar espacio para algo nuevo.

No solamente tu computadora personal requiere una limpieza, sino también tu computadora del trabajo y todas tus cuentas: de redes sociales, blogs, sitios web, etc.

3. Ordena la casa, asigna cierto lugar a las cosas, sistematiza los archivos.

Nunca he sido partidaria de una limpieza severa, incluso durante mucho tiempo apoyé un desorden creativo teniendo como pretexto mi amor por el arte.

Ahora te diré lo siguiente: un orden armonioso (no fanático, sino sistematizado cuando cada cosa tiene su lugar), es una garantía de la eficiencia, especialmente si ya llegó la hora de acelerar el paso. No podrás cambiar de velocidad si tu escritorio o tu casa son todo un caos.

4. Filtra la información entrante.

La limpieza y el orden también se necesitan para la información que recibes. Toda la información es un alimento para tu mente, y de su calidad depende el funcionamiento de tu cerebro. ¿Has escuchado hablar de una intoxicación de información? Es un mal del que padecen muchas personas. Leen todo en la red caóticamente, comparten sin parar las frases de grandes personajes históricos atrofiando de esta manera la capacidad de escuchar la voz de su alma.

La información tiende a acumularse, no se retira de nuestro subconsciente, por lo tanto hay que filtrarla bien. Y dejar entrar solo aquello que represente algún valor, aplicar nuevos conocimientos en tu vida: entonces es cuando la información nos enseña y nos desarrolla, de lo contrario, crea un ruido informacional poderoso. Esto nos impide escuchar la voz de nuestras almas.

Por lo tanto, hoy mismo te invito a hacer lo siguiente:

  1. Limpia tu lista de amigos.

Elimina a aquellas personas que no te inspiran o cuya filosofía es diferente a la tuya.

  1. Limpia la lista de publicaciones que ves.

Elimina u oculta a aquellas personas cuyas noticias te molestan. Especialmente a aquellas que publican los eventos negativos que pasan en el mundo.

  1. Determina el conjunto de blogs o páginas web que vas a leer.

Mi principio fundamental para determinar el valor de un recurso es qué tanto repercute en mí lo que acabo de leer. Cuando lees una nota y sientes algo en tu interior, quiere decir que es la página correcta para ti.

Nunca agregues a las personas solamente porque te agregan a ti. El hecho de que te hayan agregado no quiere decir que estás obligado a leer su blog. ¡No!, solamente selecciona aquellas páginas que te entretienen. De vez en cuando debes actualizar tu conjunto de páginas, eliminando y agregando páginas nuevas.

5. Termina de despejar tus asuntos pendientes o cancélalos.

Es importante terminar todas las tareas de la lista de espera: moverlas al estado de «en proceso» y realmente hacer algo para completarlas, o cancelarlas. Es mejor decidir en esta etapa que es hora de cerrar una tarea y no volverla a hacer, que arrastrarla contigo para siempre. Debes sentir en tu interior que todos tus pendientes están terminados, que los demás ya están en marcha y que no tienes tareas «colgadas». Es el primer paso para abordar la pregunta «¿Qué es lo que quiero de esta vida?» y seguir adelante hacia los cambios conscientes.

Para terminar. El proceso de la limpieza general consiste en dos puntos clave: desechar la basura en todos los niveles y organizar tus asuntos incluyendo la corriente informativa entrante.

Ajusta tus canales de tal manera que únicamente recibas información de calidad y útil en dosis moderadas, y verás cómo cambiará tu mundo.
Solamente puedes crearte desde el principio cuando te das cuenta de que tu experiencia antigua no podrá ayudarte.

Y ahora… A Limpiar!!!

Gracias  Olesya Novikova !

Complejo de Jonás: miedo a nuestra propia grandeza

El complejo de Jonas es más habitual de lo que parece así que no dejemos que nos trague la ballena.Abraham Maslow padre de la psicología humanista, acuñó el término “Complejo de Jonás” inspirándose en el personaje bíblico, para identificar una neurosis que habita en el ser humano: el miedo a la propia grandeza o huida del propio destino.

El Complejo de Jonás es, en suma, la negación de la capacidad de uno mismo para desarrollar su potencial,es el miedo y la ansiedad frenando nuestra visión de grandeza… sabes que vales para algo, lo visualizas, prevés el éxito y te asustas frenándote con la respuesta contraria, asegurándote que eres incapaz, haciéndote descender hacia el lado mediocre.

Jonás tenía un mensaje de Dios y una labor de intermediario en el pueblo de Nínive. Pero temió de su propia figura, se asustó y se escondió. Se sintió incapacitado de ese ejercicio, descreyó de sí mismo (“¿Quién?, ¿Yo?…”). Y Dios le envió una ballena que se lo tragaría por 3 días y 3 noches. Después de ese lapso, la ballena lo vomitó y Jonás aceptó el destino para el que había sido escogido y llevó su mensaje a Nínive.

La explicación de Maslow es que al igual que tememos lo peor de nosotros tememos, también, lo mejor,tememos a nuestras máximas posibilidades. Por lo general nos asusta llegar a ser aquello que vislumbramos en nuestros mejores momentos, en las condiciones más perfectas y de mayor coraje. Gozamos e incluso nos estremecemos ante las divinas posibilidades que descubrimos en nosotros en tales momentos cumbre, pero al mismo tiempo temblamos de debilidad, pavor y miedo ante esas mismas posibilidades.

Podríamos pensar, entre tantas cosas, que para desplegar “nuestra misión”, debemos romper nuestros moldes aprendidos. Como Jonás, que para desplegar su misión debía enfrentar el desafío de salir del refugio (pseudo-protección) de la ballena: la personalidad limitante.

Para ello debemos analizar y profundizar en que quizás nuestra personalidad actual fue elegida en pos deencajar en el mundo “adulto y moderno”: una Identidad no auténtica (con sus propios hábitos, valores, mecanismos de defensa, etc.). Una ballena que nos ha comido sin siquiera darnos cuenta.

Maslow dice al respecto, que frente a los grandes hombres o mujeres que se hallan en su máxima realización humana, surgen sentimientos de admiración; pero también emergen (y a veces no tan escondidos) sentimientos de hostilidad y envidia. Le proyectamos a esa persona “contra-valoraciones”. Y así, ¿quién tiene el coraje de mostrarse diferente, de mostrarse mejor que otros en algo novedoso y único?

Todos podríamos ser mejores de lo que somos si, en lugar de malgastar nuestra energía en envidiar las cualidades ajenas, aprendemos a amarlas, admirarlas para así también reconciliarnos con las propias ya que es un acto de generosidad entregar al mundo lo mejor de nosotros mismos.

Por Maxx Puente – Librepensador, Autodidacta y Soñador.

jonas

Reflexión sobre relaciones

Cuando alguien llega a tu vida por una RAZÓN… Es para llenar una necesidad que has expresado.
Vienen a asistirte en alguna dificultad, a brindarte apoyo y orientación, a ayudarte físicamente, emocionalmente ó espiritualmente.
Pueden aparecer como caídos del cielo, y lo son, pues están ahí por la razón por la que los necesitas. Después, sin mayor problema, o inconveniente hacen o dicen algo para que la relación llegue a su fin.
Éstas personas que son una RAZÓN, en ocasiones desaparecen ellas, de tu vida, en otras te empujan a dejarlos.
Lo que debemos saber, es que esa necesidad que teníamos ya no está ahí. Nuestros deseos fueron cumplidos y el trabajo terminado. Tus peticiones han sido respondidas y es tiempo de seguir adelante. No debes sufrir porque desaparezcan de tu vida.
Cuando las personas llegan a tu vida por una ESTACIÓN… Es tu oportunidad y tiempo de compartir, crecer o aprender.
Te traen una experiencia o te hacen reír. Te pueden enseñar algo que nunca has visto o hecho.
Usualmente traen una gran cantidad de alegría o porque no, de tristeza,, pero no te preocupes, es solo por una ESTACIÓN.
Pasado este periodo se alejarán de tu camino. Puede que pensaras que seríais grandes amigos, pero solo vinieron para una etapa de tu vida, te ayudaron a crecer a trascender y luego se marcharon.
También tenemos, relaciones de TODO EL RESTO DE TU VIDA, te traen precisamente eso, lecciones para toda la vida.
Te ayudan a aprender, a construir emociones con fundamentos sólidos, te enseñan a llorar, a reír a madurar, a ser más sabi@s… Tu tarea es aceptar la lección, amar a la persona y utilizar lo que has aprendido, en las demás relaciones y aspectos de tu vida.
Las relaciones de TODO EL RESTO DE TU VIDA, son los amigos, hijos o parejas que no te dejarán en TODO el camino de ésta vida.
Ahora piensa por un momento;
¿En tu vida, quienes fueron una RAZÓN, quienes una ESTACIÓN, y cuáles serán PARA TODO EL RESTO DE TU VIDA?
¿Y tú, que eres o fuiste para otras personas, una RAZÓN, una ESTACIÓN o serás para TODO EL RESTO DE SU VIDA?

¿QUÉ ES EL COACHING ONTOLÓGICO?

Origen: ¿QUÉ ES EL COACHING ONTOLÓGICO?

Amar a un ser Humano – Humberto Maturana

AMAR A UN SER HUMANO (Humberto Maturana)
Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá de sus máscaras y sus defensas, contemplar con ternura sus más profundos sentimientos, sus temores, sus carencias, sus esperanzas y alegrías, su dolor y sus anhelos; es comprender que detrás de su careta y su coraza, se encuentra un corazón sensible y solitario, hambriento de una mano amiga, sediento de una sonrisa sincera en la que pueda sentirse en casa; es reconocer, con respetuosa compasión, que la desarmonía y el caos en los que a veces vive, son el producto de su ignorancia y su inconsciencia, y darte cuenta que si genera desdichas es porque aún no ha aprendido a sembrar alegrías, y en ocasiones se siente tan vacío y carente de sentido, que no puede confiar ni en si mismo; es descubrir y honrar, por encima de cualquier apariencia, su verdadera identidad, y apreciar honestamente su infinita grandeza como una expresión única e irrepetible de la Vida.
Amar a un ser humano es brindarle la oportunidad de ser escuchado con profunda atención, interés y respeto; aceptar su experiencia sin pretender modificarla sino comprenderla; ofrecerle un espacio en el que pueda descubrirse sin miedo a ser calificado, en el que sienta la confianza de abrirse sin ser forzado a revelar aquello que considera privado; es reconocer y mostrar que tiene el derecho inalienable de elegir su propio camino, aunque éste no coincida con el tuyo; es permitirle descubrir su verdad interior por si mismo, a su manera, apreciarlo sin condiciones, sin juzgarlo ni reprobarlo, sin pedirle que se amolde a tus ideales, sin exigirle que actúe de acuerdo con tus expectativas; es valorarlo por ser quien es, no por como tu desearías que fuera; es confiar en su capacidad de aprender de sus errores y de levantarse de sus caídas más fuerte y más maduro, y comunicarle tu fe y confianza en su poder como ser humano.
Amar a un ser humano es atreverte a mostrarte indefenso, sin poses ni caretas, revelando tu verdad desnuda, honesta y transparente; es descubrir frente al otro tus propios sentimientos, tus áreas vulnerables, permitirle que conozca al ser que verdaderamente eres, sin adoptar actitudes prefabricadas para causar una impresión favorable; es exponer tus deseos y necesidades, sin esperar que se haga responsable de saciarlas; es expresar tus ideas sin pretender convencerlo de que son correctas; es disfrutar del privilegio de ser tu mismo frente al otro, sin pedirle reconocimiento alguno, y en esta forma, irte encontrando a ti mismo en facetas siempre nuevas y distintas; es ser veraz, y sin miedo ni vergüenza, decirle con la mirada cristalina, “este soy, en este momento de mi vida, y esto que soy con gusto y libremente, contigo lo comparto…si tú quieres recibirlo”.
Amar a un ser humano es disfrutar de la fortuna de poder comprometerte voluntariamente y responder en forma activa a su necesidad de desarrollo personal; es creer en él cuando de si mismo duda, contagiarle tu vitalidad y tu entusiasmo cuando está por darse por vencido, apoyarlo cuando flaquea, animarlo cuando titubea, tomarlo de las manos con firmeza cuando se siente débil, confiar en él cuando algo lo agobia y acariciarlo con dulzura cuando algo lo entristece, sin dejarte arrastrar por su desdicha; es compartir en el presente por el simple gusto de estar juntos, sin ataduras ni obligaciones impuestas, por la espontánea decisión de responderle libremente.
Amar a un ser humano es ser suficientemente humilde como para recibir su ternura y su cariño sin representar el papel del que nada necesita; es aceptar con gusto lo que te brinda sin exigir que te dé lo que no puede o no desea; es agradecerle a la Vida el prodigio de su existencia y sentir en su presencia una auténtica bendición en tu sendero; es disfrutar de la experiencia sabiendo que cada día es una aventura incierta y el mañana, una incógnita perenne; es vivir cada instante como si fuese el último que puedes compartir con el otro, de tal manera que cada reencuentro sea tan intenso y tan profundo como si fuese la primera vez que lo tomas de la mano, haciendo que lo cotidiano sea siempre una creación distinta y milagrosa.
Amar a un ser humano es atreverte a expresar el cariño espontáneamente a través de tu mirada, de tus gestos y sonrisas; de la caricia firme y delicada, de tu abrazo vigoroso, de tus besos, con palabras francas y sencillas; es hacerle saber y sentir cuánto lo valoras por ser quien es, cuánto aprecias sus riquezas interiores, aún aquellas que él mismo desconoce; es ver su potencial latente y colaborar para que florezca la semilla que se encuentra dormida en su interior; es hacerle sentir que su desarrollo personal te importa honestamente, que cuenta contigo; es permitirle descubrir sus capacidades creativas y alentar su posibilidad de dar todo el fruto que podría; es develar ante sus ojos el tesoro que lleva dentro y cooperar de mutuo acuerdo para hacer de esta vida una experiencia más rica y más llena de sentido.
Amar a un ser humano es también atreverte a establecer tus propios limites y mantenerlos firmemente; es respetarte a ti mismo y no permitir que el otro transgreda aquello que consideras tus derechos personales; es tener tanta confianza en ti mismo y en el otro, que sin temor a que la relación se perjudique, te sientas en libertad de expresar tu enojo sin ofender al ser querido, y puedas manifestar lo que te molesta e incomoda sin intentar herirlo o lastimarlo. Es reconocer y respetar sus limitaciones y verlo con aprecio sin idealizarlo; es compartir y disfrutar de los acuerdos y aceptar los desacuerdos, y si llegase un día en el que evidentemente los caminos divergieran sin remedio, amar es ser capaz de despedirte en paz y en armonía, de tal manera que ambos se recuerden con gratitud por los tesoros compartidos.
Amar a un ser humano es ir más allá de su individualidad como persona; es percibirlo y valorarlo como una muestra de la humanidad entera, como una expresión del Hombre, como una manifestación palpable de esa esencia trascendente e intangible llamada “ser humano”, de la cual tu formas parte; es reconocer, a través de él, el milagro indescriptible de la naturaleza humana, que es tu propia naturaleza, con toda su grandeza y sus limitaciones; apreciar tanto las facetas luminosas y radiantes de la humanidad, como sus lados oscuros y sombríos; amar a un ser humano, en realidad, es amar al ser humano en su totalidad; es amar la auténtica naturaleza humana, tal como es, y por tanto, amar a un ser humano es amarte a ti mismo y sentirte orgulloso de ser una nota en la sinfonía de este mundo.
HUMBERTO MATURANA